María Fábregas

12 enero 2022

No hay comentarios

Casa Diario de Idea Libre

La casa de Agnes tras las inundaciones

La casa de Agnes tras las inundaciones

Eran las 2 de la madrugada y no paraba de llover con muchísima fuerza, y yo desde la comodidad de mi cama solo podía pensar en toda la gente que estaba cerca de mi viviendo en su choza de barro.

 

Llevaba todo el día lloviendo algo muy poco común en esta zona.

Aquí solo hay dos estaciones, la época seca y época de lluvias, y esta segunda suele ser de octubre a diciembre y sobre el mes de Abril. Pero no pienses que está lloviendo todo el día, llueve un ratito al día por ejemplo.

 

Pero todo está cambiando mucho y este año hay mucha sequía.

De hecho es super común ir andando por Chumvi y encontrar animales muertos que no han sobrevivido a esta situación. Sin lluvia no hay pasto y si pasto… sucede esto. El olor a muerto es inaguantable…

 

Pero este día en particular no paraba de llover. Había empezado a las 12 de la mañana y era un constante de lluvia.

 

A la mañana siguiente, cuando me desperté y salí de casa todo era agua y fue ahí cuando fuimos a casa de Agnes para ver cómo había sido la noche.

 


Desde hace 3 años, cuando tuvo que emigrar desde la zona Turkana (en el norte de Kenia) por conflictos tribales, Agnes vivía con sus 3 hijos/as en esta casa que has visto en el vídeo (como tantas familias en esta zona).

 

Agnes es una super mamá porque siempre pone lo mejor de ella para cuidar a sus hijos. Su situación es muy complicada, más de lo que podemos imaginar, pero ella pone su energía en salir siempre hacia delante. 

 

Desde hace unos pocos meses trabaja en una misión cercana lavando la ropa. Cobra 4500khs al mes (unos 40€) y con eso hace lo que puede en casa.

 

Es por esto que tras esta situación decidimos que Idea Libre podía hacer algo más por ella.

Bien es cierto que son muchas las familias que están en esta situación, pero siempre nos gusta saber dónde depositamos la ayuda que nos dais y siempre intentamos que sean familias dónde estemos viendo un gran esfuerzo por seguir a delante pese al dolor de la situación.

 

Buscamos un pequeño terreno cerca de la casa actual y empezamos a construir una pequeña casa pero robusta y segura para que Agnes y sus hijos/as puedan tener algo tan básico como una vida digna.

 

El resultado es maravilloso y posible solo gracias a los socios/as de Idea Libre que nos dan el privilegio de poder tomar decisiones como estas. 

A todos ellos/as GRACIAS.

 

 


Por María Fábregas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sobre qué quieres leer?