¿Calidad o cantidad? ¿Tu qué opinas? | EL TEMA DE LOS LUNES

Qué importante es poner el foco donde de verdad corresponde, ¿verdad?

 

Cuando fundamos Idea Libre y empezamos a trabajar nuestras prioridades eran muy diferentes a las de ahora, como con todo en la vida vamos aprendiendo con el tiempo y las vivencias. Y es que, si llegas por primera vez a un sitio como Chumvi por inercia tu instinto te va a llevar a dar la mano a cuanta más gente mejor. Es normal! pero… cuando te paras a pensar y conocer bien la situación toda esta percepción cambia.

 

Por supuesto que nosotras queremos llegar al mayor número de niños/as posible, de eso no cabe duda! Pero OJO! sin olvidarnos de la manera de hacerlo.

 

En este vídeo te contamos nuestra visión ⬇️

 

 

Si queremos conseguir un verdadero desarrollo de la comunidad de Chumvi, o cualquiera donde trabajemos, tenemos que poner el foco en la calidad de las cosas que hacemos para que el proceso no se quede a la mitad.

 

Muchas veces parece que cómo estamos en un contexto de mucha pobreza, donde partimos desde cero, todo vale, con pequeño que hagas ya estás haciendo algo y sí, eso es verdad, pero nuestra finalidad no es poner tiritas a una situación, nuestra finalidad es que realmente estos niños/as, todos los niños/as de Wazo Huru School tengan una infancia que les permita llegar a la vida adulta estando orgullosos de ellos mismos y poniendo toda su energía y conocimientos para salir de ese circulo infernal de pobreza en el que viven desde hace generaciones.

 

Y en eso se basa todo nuestro trabajo.

En permitir a todos nuestros niños/as sentir que son importantes. Porque lo son! y porque se lo merecen como cualquier otro niño/a del mundo. Porque aunque pasen hambre y duerman en el suelo tienen derecho a jugar en un columpio o a usar un lapicero en condiciones y no solo las sobras de los que tienen cosas y ya no las quieren.

 

Porque sabemos que ayudando a un niño/a hasta el final, cuidando cada pequeño proceso y detalle, a la larga el resultado será mucho más grande que si hacemos «muchos pocos», es decir que si vamos poniendo tiritas que hacen que la herida deje de sangrar pero nunca desaparezca.

 

¿Y tú? ¿Qué opinas sobre esto? ¿Cómo lo ves?

 


Por María Fábregas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sobre qué quieres leer?