francis_visión_positiva_cambia_vida

La visión positiva de las cosas | Historia de Francis

Facebook
Twitter
LinkedIn

Cuando Francis empezó a trabajar con nosotras, se acababa de separar de su mujer y no tenía dónde ir.

Sus únicas pertenencias eran una bolsa de plástico con algo de ropa rota y unas zapatillas.

Llevábamos poco tiempo en Kenia y necesitábamos a alguien que nos diera mucha confianza, pues la persona que fuésemos a contratar sería la encargada de cuidar nuestro sueño, la escuela que poco a poco íbamos a ir construyendo.

En cuanto le propusimos a Francis ser el vigilante de la escuela, nos dijo que sí sin pensarlo, con esa sonrisa de oreja a oreja que le caracteriza.

No teníamos mucho para ofrecerle, de hecho, no teníamos casi nada para ofrecerle. Un sueldo bajo y una promesa de que aquello que era tierra y nada más, se convertiría en una escuela preciosa llena de niños y niñas con ansias de aprender. Francis nos creyó. Confió. Y empezó a trabajar con nosotras.

Lo primero que Francis cuidó, fue el pozo que construimos en octubre del año 2015.

Al no tener casa, ni nada para ofrecerle, se construyó la suya propia con plásticos y maderas. Así estuvo viviendo durante un año, cerca del pozo, mientras ladrillo a ladrillo íbamos construyendo las primeras clases.

En aquella época los niños y niñas venían a clase debajo de los árboles, y Francis se encargaba de hacerles reír en los ratos libres.

Con Francis es imposible no reírse. Le encanta hacer el tonto y su imaginación es como la de un niño. Poco a poco se fue convirtiendo en el guardián de todos, cualquier niño/a al lado de Francis, se siente a salvo.

Dejó de dormir en la casa improvisada y empezó a dormir en la cocina en cuanto la construimos.

Por fin podíamos ofrecerle una comida diaria y un techo para resguardarse.

Al poco tiempo contratamos a otro vigilante y de esa forma Francis descansaría mejor al no tener que ocuparse de la escuela las 24 horas. Él se encargaría de todo por las mañanas y Moses, el otro vigilante por las noches.

El haber pasado tanto tiempo durmiendo en la escuela, y viéndola crecer, ha hecho que se convierta en su hogar. Y digo hogar y no casa, porque es el lugar donde él se siente a gusto, donde se siente libre y donde quiere estar.

Cuando empezamos las clases de alfabetización para adultos, nos pidió venir a clase. No sabía leer ni escribir. Al cabo de un par de meses, escribía los números, los coloreaba y guardaba el folio hasta que nos viera para regalárnoslo, quería que viéramos todo lo que iba aprendiendo.

Por fin este año hemos podido construir una casa para él, por supuesto, dentro del recinto de la escuela, y no sé si alguien alguna vez nos ha dado las gracias tantas veces como él. Le hemos prometido que vamos a regalarle una cama, y ya tiene el hueco preparado donde la va a poner.

Para nosotras Francis, es pura magia. Es un hombre con una capacidad asombrosa para encontrar el lado positivo a todo, para hacer de la nada algo divertido, y para sacar fuerzas siempre sin perder la esperanza.

Al principio del post he dicho que sus únicas pertenencias eran una bolsa con ropa y unas zapatillas, pero no es verdad. Francis venía con un corazón enorme que nos contagió a todos desde el primer momento.

 

Sandra Blázquez
Sandra Blázquez
sandra@somosidealibre.org

Co-fundadora de Idea Libre, emprendedora social y actriz especializada en gestión de ONGs

2 Comentarios
  • Avatar
    SILVIA NC
    Publicado a las 23:16h, 04 septiembre Responder

    Preciosa historia. La alegría siempre atrae sueños cumplidos. Esa magia que contagia a la gente que le rodea, le hace especial sin duda. Un abrazo.

  • Avatar
    Vanessa Pėrez Rubio
    Publicado a las 16:11h, 04 septiembre Responder

    Muchísimas gracias Sandra por compartirlo ,es enriquecedor leer algo asi y más en esta vida de consumismo y tanto postureo . Qué afortunada me siento de las casualidades de la vida que me ha llevado a conocer tan Grande Labor .

Comenta este post

Navegando por Idea Libre aceptas el uso de Cookies más info. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar